jueves, 11 de junio de 2009

La tristeza tiene ojitos cafés



Ese día mi madre me dijo que me vistiese elegante para la primera comunión de mi primo, yo no comprendía porqué tenia que ir, casi no tenia relación con ese primo y hasta recuerdo que varias veces él me ignoró por ser cinco años mayor que yo. Pero mi madre ya había hablado y a mí lo único que me quedaba era vestirme con mi pantalón azul y una camisa de botones claros… Se puso los zapatos para ese tipo de ocasiones y su padre lo llamó para peinarlo de la misma forma de siempre con el cabello al costado derecho formándole un pequeño moño en la parte de adelante que le daba un toque a niño bueno.

En el camino iba pensando en buques de guerra…. No sé porqué siempre en mi mente aparecían buques inmensos. El camino era largo, mi tía vivía a una hora de surquillo cruzando las casas coloridas hasta llegar a árboles y pistas de tierra, todo era tan diferente a mi barrio, en especial en ese aire impregnado a campo viejo… Pero ese día era la primera comunión del primo y otra vez se dirigían a ese lugar, quería que el tiempo pasase rápido casi como un cerrar de ojos … Ya en la casa de la tía todo andaba muy tranquilo, hasta que la sala se llenó de muchos adultos empujando a los niños al patio, eso le molestó mucho a Ronald (El primer nombre de andrés) porque ahora no podría sentarse y pensar en sus cosas, sino que tendría que dar vueltas por ahí en pleno pasto.

Fue cuando observó a un grupo en el patio dando vueltas, entre ellos sus hermanos, su primo, otro niño y una niña que se encontraba de espaldas hacía él, cuando Ronald se acercó como invitándose a jugar solo, aquella niña volteó diciéndole: “Encantado” y le dio un pequeño golpe en el brazo y se fue corriendo con una sonrisa infinita en ese momento… No podía creerlo, era como si en un instante todo hubiera cambiado dentro de mí, quién era ella? por qué el juego de un tiempo a otro se había vuelto un puente para saber que existe alguien que me hace dudar sin saber de qué dudo. Cuando estaba a punto de buscar una respuesta, mi hermano me recriminó a que juegue o que me largue, yo no sabia cómo reaccionar, entonces todos empezaron a gritarme que me apure y fue en ese momento que los perseguí, pero realmente no perseguía a nadie, sino que necesitaba acercarme a esa niña que me había tocado y cuando por fin la alcancé, ella me sonrió y no sé por qué su piel blanca y esos ojos cafés me dejaron sin pensamiento, así que ella escapó y lo único que me quedó fue volver a perseguirla… Era la primera vez que Ronald sentía tanta curiosidad por alguien, y más por una niña. Cuando intentaba recordar las veces que su corazón había latido tan rápido sólo conseguía sentir una ansiedad y un vacío muy grande, quiso detenerse pero no podía, quiso llamarla pero no sabia su nombre, rogaba porque todos se fueran y sólo se quedaran ellos dos y mientras mas dudas se le acumulaban lo único que quería responderse era el por qué sentía estas cosas… Era muy extraño, en mis ocho años de vida, jamás me había sucedido esto, ella no era igual a los demás, no era como mi hermana ni como mi prima, no era como la vecina de mi casa, ni las niñas del colegio, no era igual a mí pero necesitaba que esté a mi lado aunque sea por un instante, todo se volvía tan complicado, pero tuve que disimularlo bien porque sino todos se darían cuenta… Cuando el juego terminó, Ronald se acercó sin motivo hacia ella… Ese silencio incomodo que se apoderó del instante fue tan largo que pude haber dado miles de vueltas por el mundo y seguir ahí. Pero gracias a Dios que el hermano menor de ella comenzó a contarme de su casa, de su perro, de tantas cosas que ella le pedía que se calmara porque no se le entendía y fue ahí que poco a poco los dos comenzamos a reírnos por lo gracioso de la situación. Cuando él se fue a buscar a su mamá dejándonos solos, yo le pregunté su nombre y ella me respondió que se llamaba Jessica… “Jessica”. Lo habrá pronunciado mil veces en su mente mientras ella sonreía contándole que tenía siete años y juntaba sus manitas moviéndose levemente de un lado a otro. Ronald no podía soportar tanta ternura, tanta emoción y más cuando ese nombre sonaba a dulce de algodón para él. Poco a poco empezó a observarla detenidamente, desde sus zapatos blancos hasta su casaca térmica roja con capucha donde su cuello se escondía dejando su rostro blanco con esos ojos cafés tan importantes en ese momento que no existía nadie mas (Años después andrés se dio cuenta que los ojos cafés eran su más grande perdición). Ella lo miraba preguntándole sobre su colegio y él le respondía con muchas historias que a Jessica le parecían muy divertidas… Recuerdo que toda la noche estuve a su lado, queriendo no perderme ningún detalle, ningún gesto, ya no me importaban ni las bromas de mis hermanos, ni que el cielo esté oscuro, quería decirle muchas cosas pero no sabía qué… La noche descendió con más fuerza oscureciendo el patio completamente, las estrellas parecían puntitos inútiles sobre el cielo mientras en la casa todos los adultos bebían discutiendo sobre un sin fin de temas. Mientras en la ventana Ronald y Jessica miraban a todos y ella le señalaba a su mamá y él le sostenía su dedito para señalarle a la suya, era todo extraño, por mas que ya era tarde y todos los menores ya se encontraban durmiendo, fue por eso que cuando la mamá de Jessica se dio cuenta que ella aun estaba despierta la llamó diciéndole que mejor se acostara un rato y que por la mañana ya se irían a casa con más tranquilidad… Ella se despidió de mí no sin antes decirme que temprano buscaríamos gorriones. Se fue y yo aun permanecía inútil en esa ventana, pensando muchas cosas y a la vez con una tristeza que no podía explicar, así que me senté en el patio observando los árboles inmensos, descubriendo en la soledad que a veces dan ganas de estar triste sin saber por qué. Luego de mucho tiempo de estar ahí sentí que alguien me llamaba, era el hermanito de Jessica que me decía ella estaba mal, yo no le entendía bien, pero él insistía tanto que nos fuimos al cuarto. La vi a ella con sus ojitos cerrados y respirando levemente, al voltear su hermano había desaparecido, cuando quise ver lo que le sucedía fue ahí que le toqué sus labios y no vi nada, quizás se había confundido, quizás era una pesada broma, pero no importaba… Ronald estaba hipnotizado, temblaba y seguía con sus dedos paseando por sus mejillas, tocando sus ojos hasta que ella los abrió… Me miraba en silencio, sin decirme nada, mientras yo permanecía con mis manos en su rostro y no sé cuánto tiempo estuvimos así, sin pronunciar palabra, sólo mirándonos a los ojos, hasta que yo sin pensarlo le pregunté: “Estas bien?” y ella me respondió “sí”. Le sonreí acercándome a ella y la besé… Era su primer beso y no supo porqué lo hacia, fue como un impulso, como si fuera lo único que podía hacer en esa noche y ella le respondió con tanta ternura que años después Ronald siendo andrés lo recordaba en silencio con nostalgia, como si la palabra amor hubiera nacido desde una niña de siete años con su casaca roja y ojos cafés… Luego en silencio me fui al otro cuarto donde dormía mi hermano y me acosté pensando en ella hasta que el sueño me venció. A la mañana siguiente al despertar me di cuenta que ya todos se habían levantado, lo primero que pensé era si es que había soñado todo, cuando por fin aclaré mis ideas, me levanté violentamente y fui a buscarla, pero nada, la busqué en la sala, el patio, la cocina y nada, no había rastro, mi desesperación era tan grande que le pregunté a mi primo por ella y él me respondió que se habían marchado muy temprano. Sentía como si en mi pecho algo hubiera estallado, mis manos temblorosas las flotaba mientras todo iba perdiendo sentido, quería irme, así que le insistí a mi mamá para marcharnos. En el bus de camino cerré los ojos recordándola y la tristeza se alzaba hasta hacerme dormir nuevamente… Desde aquel día Ronald pensaba en ella todos los días hasta que los años pasaron y él se volvió en andrés y a pesar que ya no recuerda cuánto duró el beso, ni la hora, ni siquiera en qué día sucedió, lo único que le quedó claro es que no la volvería a ver y que ella seria una niña para siempre…

27 comentarios:

Carla dijo...

Que bella historia Andres...
De dos nios jugando, aprendiendo lo que es el amor.
Cuando todavia somos inocentes, cuando lo mas grande del amor es un beso.
Precioso...
Que lindo hubiera sido que la hubieras vuelto a ver...

VeraLucia dijo...

coincido con carla en que es una bella historia, pero no se si verla nuevamente hubiera sido lo ideal, quizas si eso hubiera pasado no hubieras escrito sobre ello, quizas el recuerdo que te dejo no seria el mismo, no se quien sabe.

Esta historia me dejo una sensacion diferente, derepente es el toque que le da la inocencia de los protagonistas.


Un fueeerte abrazo
te conteste por alla tambien

Cuidece!

SaMmyS ♪ dijo...

Lindo en verdad!!...
Creo que casi todos cuando eramos niños tuvimos un pequeño amor correspondido o frustrado, que se mantiene congelado al pasar de los años pero que nos trae ese momento mágico de recordar*

Cdte!!
bye!!

VeraLucia dijo...

=]
[es mutuo]
Quizas en unos meses podamos tomarnos un cafe.

VeraLucia dijo...

jaja eso ya parece messenger.
y si, estoy de viaje, llego a Lima en 2 meses =] falta poco!

Sera genial poder compartir contigo, tambien tengo una tarde pediente en Z con Mistika.

Estefanía Rodríguez dijo...

Andrés,
Muy linda historia en verdad.
Uno siempre recuerda esos días cuando todo nos parece nuevo =)
Gracias también por tu mensaje
y definitivamente nos debemos un café.
Un fuerte abrazo,

Tefy.

Azul en Verso dijo...

Ronald Andres Ronald
casi lloró eh...
=(

Ada sin H dijo...

que triste
pero muy hermoso :¨)

besos
me encanta como escribes lo que escribes

VeraLucia dijo...

jaja esta de moda? tu crees?
bueno siempre tuve preferencia por ese cafe, el mocha que sirven ahi lo es todo!
jajajaja
si que Mistika se ponga un vino!

;) aun queda invierno para nosotros.

Cuidece!

ser_esto dijo...

primer beso...yo todavia estoy esperandolo...todos los acaecidos han sido de "práctica" por asi decirlo...q lindo leerte andrés...=)

Mistika dijo...

Me gustó mucho la historia, he sentido la lectura suave y pausada, dándome el tiempo para recrear perfectamente las escenas del "encantado" y el "beso"...vaya inocencia y ternura.

"Endurecerse sin perder la ternura jamás" Che Guevara

pd. VeraLucia...d hecho q puede ser un vino! cómo acertaste? es mi debilidad xD

Un abrazo!

Freak Doll dijo...

lindo recuerdo, melancólicamente perfecto..

Miliita dijo...

No la volviste a ver?
Entonces porqué dijiste que esos ojos cafés serían tu perdición??

Bonito relato :)

Saludos,
Milagros

exiliada dijo...

Lo descubrí: eso que me hace decir que somos parecidos, es la percepción de las cosas. Lo fugaz que es el amor y la necesaria conexión con la soledad, el fin predestinado en cada relación.
Es muy llamativo lo que narraste, el momento en que el hermano de la niña te llama, como si todo fuera un juego y nosotros fichas de ajedrez. o como si el impulso y la sed de sentimientos nos manejaran por completo. Es muy agradabe leerte querido amigo, tanto que me dan ganas de conocerte, lo confieso.
En mi caso, nunca aposté por una relación duradera con un hombre, jamás. Y los amigos, aprendí, son amigos hasta que se demuestra lo contrario. Siempre es bueno tener en claro qué lugar ocupa cada persona en nuestra vida, por lo menos a mi me sirve para actuar. Es una forma de catalogar, una forma de distinguir, quién mañana estará y quién no. Tal vez no me estoy explicando bien, pero me refiero a que personalmente tengo una tendencia a alejar a la gente de mí cuando los sitúo en algún lugar en mis días. Sé, por ejemplo, que de los actuales cuatro amigos que tengo en tres año quizás y con suerte siga manteniendo una relación afectiva con tan sólo uno. Es una barrera necesaria. Es aislarme, saber que las personas no duran toda la vida. Soy una solitaria a elección, con compañeros, boliches los fines de semana y ahora un chico que me vuela los sentidos. Pero el instinto nunca se calla. Es a eso a lo que me refería en mi entrada. Me siento muy bien con la companía del chico en cuestión al cual de ahora en adelante lo voi a llamar por su nombre, Lucas. Él llena mis días pero aún así necesito la soledad propia que todos necesitamos, mi miedo al compromiso me confunde y me tienta a correr en dirección opuesta a la que estoy llevando.
Me hacés pensar que sos como esa parte mía, por eso debe ser que me despertás admiración (aunqe suene un poco egocéntrico). Sos un capo Andrés, como se dice por estos lados.

De recuerdos vivimos, son los que conforman nuestra experiencia inseparable de las actitudes que adoptamos diariamente. Siempre un gusto leerte, como anteriormente lo dije.

Un abrazo.

P.D.: el video que subí hace unos días es sobre unos candidatos que se presentan a las elecciones bonaerenses dentro de unos días.
Otro abrazo, por el que el resfrío no me dejó mandarte aquella vez.

Rapsoda H dijo...

Siempre algo nuevo d ti...

Es interesante poder saber más de aquel Andrés, los recuerdos son los que marcan nuestra vida, pero también son ellos los que quedan en nuestras historias...

Los amores de esos años se recuerdan con un sentimiento de ternura inevitable, estoy segura que en cada oportunidad donde las circunstancias se prestan y el ambiente da su más grande esplendor, tú recuerdas a aquella niña de casaca roja y ojos café...:)


Es un gusto seguir leyendote:) sorry x no comentar ants! juju...recien me di tiempo de leerte kerido primo lejano jaja! weno supuesto!!! ya casi hno nop¿?

Jud dijo...

Esos tiempos en que un abrazo es lo más grande y te mantiene feliz un millón y medio de días ♥ Adoré lo que escribiste...

Azul en Verso dijo...

referente a tu comentario... me parece algo pretencioso colgar algo de mi música en el blog... capaz de por ahi te la paso...
y si sabes de musicos que quieran tocar avisame, para completar la banda en la que ahora me encuentro...

●๋•alexia●๋• dijo...

HOLA COMLICE!!!
TE HE EXTRAÑADO MUCHO COMO NO TIENES IDEA... ESPERO TENER NOTICIAS TUYAS POR LO PRONTO ME CONFORMARE CON LEEER TU BLOG TE QUIERO COMPLICE BESOS.

Roza Garro dijo...

Me gusta….la verdad es que estado a punto de comentarte hace ya varios días pero siempre había algo que me lo impedía, ojala hoy no pase lo mismos…!! Me encanto lo que escribiste, de hecho no quieres escribir un libro ¿? Yo lo compraría pero tendrías que entregármelo tu y con autografoo.. algo mas no pudo terminar con tiempo después la encontré y no se… siempre termina triste.. me imagine todo lo que escribías fue lindo. Espero algún día encuentres a tu niña! Varios besos y abrazos !!
También me caes muy bien y me gusta esa ternura que tú tienes.

Roza Garro dijo...

Pd : tienes muchas fans

BEATRIZ dijo...

Me late el juego de voces, de la primera persona a Ronald-Andrés...y qué quieres que te diga amigo mío, que tu texto me trae nostalgias de la infancia.

Un abrazote

NeO dijo...

pooota que chvr escribes....

ia se porq la chibola me recomendaba tu blog con tanta efusividad!

Roza Garro dijo...

Lo primero que escribiste es mutuo. El temblorcito siempre(creo que eso se siente así tuvieras 60 años[claro si es por alguien que sientes algo] ) … aunque la verdad ahora estoy confundiaa… Debido a alguien aprendí a no correr riesgos, para no salir nunca lastimada , me cuesta confiar, no sólo en mi, sino no en todo aquél que me rodea…
Vendrás a Piura , el sol si es fuertísimo jaja, no tanto , ahora esta haciendo mucho friooooo! (yo también odio el sol porque me lastima) pero que le voy hacer si voy ha lima me contamino los pulmones  .. sin ofender a nadie ( pero en vacaciones quizá valla ojala pueda conocerte)
Pd : Ya entiendo , si sinceramente creo que estas loco y no importa me gusta tu locura jaja ..
Besos











Pd2: Neo you are foolish …

WiKa dijo...

oye! q chevere tu historia... kien no ha tenido un amor en la infancia... d esos siempre qedan los recuerdos... por q no la buscas??

Roza Garro dijo...

Pues si tienes razón mi viejo nunca será mi mamá, y es que con una de ella basta, lo quiero así y es lo mejor supongo, y tu como estas? Espero que bien, espero hayas pasado tu el día del padre muy bonito, No creo que sea esa la pena que lleven todos los hombres, por mi lado mi papa es mas pasable que mi linda mami… ( Tu me entiendes, no verdad?) Bueno no importa, ahora estoy mas decidida a lo que quiero que antes, así que ya no soy la indecisa de hace unos días.


Te mando mucho besos!!

WiKa dijo...

es cierto... a veces es mejor dejar las cosas en recuerdos, yo busque a mi niño d ojos cafe y ya ves lo q paso... x cierto.. tienes msn? intercambiemos historias

giRf dijo...

:O:O:O

ahhh... k lynda historiaaa....
d verdadd....
iena de inocenciaa i tanta ternuraaa ....