jueves, 28 de mayo de 2009

El querer que nunca fue querer y sin embargo...




Yo no quiero que acabe el fin de semana, me siento tan tranquilo tirado en el sofá de Beatriz que me importa un bledo si llegan sus padres y deciden botarme por ser un extraño. Ella me dice para salir y yo le respondo que cuando la noche se haya plantado definitivamente en el cielo, podíamos ir a donde ella quisiese. Como Beatriz me quiere tanto lo acepta poniendo la música que a mí me gusta. Ella me dice que sus padres tienen una botella de Johny Walker etiqueta azul para casos especiales y a pesar que yo no soy muy amigo del licor, le digo que este sábado es muy especial porque era la primera vez que nos emborracharíamos juntos. Ella se ríe y me dice que buscaría las copas y que yo vaya poniendo los cojines en el suelo para así no perder tiempo en la caída que nos daremos al terminar, yo le hago caso porque me parece una magnifica idea. Después de unos minutos ella trae la botella y aparte en un recipiente trae también hielo.

Entonces comienza el primer brindis de la tarde recordando la primera vez que nos vimos, yo le digo que la primera vez nunca se olvida y si se es afortunado tampoco la segunda, a lo que Beatriz está totalmente de acuerdo y me dice que ella tiene una excelente memoria y por eso sólo usa su diario cuando ya no tiene nada que hacer, yo le aplaudo mientras me sirvo mi segundo vaso recordando que más tarde tenia que encontrarme con mis amigos en la pared de siempre, entonces le digo a Beatriz si me haría el honor de acompañarme “a mi vida con ellos” Ella se sorprende, es la primera vez que conocería algo mas de mí que no sea mi persona y me dice que ni un licor tan caro la tenia preparada para esa pregunta, yo le digo que lo piense mientras nos servimos el tercer vaso. De pronto la música se detiene en una canción tristisima, es algo criollo o quizás es algún bolero… Es Nat king Cole y por ser noviembre comenzamos a cantar agarrados de la mano sin importarnos la hora: “…Ansiedad… de tener tus encantos y en la boca volverte a besar…Tal vez este llorando mis pensamientos, mis lagrimas son perlas que caen al mar y el eco adormecido, de este lamento hace que este presente en mi soñar…”
Ella tiene una linda voz mientras yo sólo hago el intento por no hacer el ridículo, de verdad es tan triste esa canción que tuvimos que decir salud por cuarta vez porque en Lima llovía y los cristales de la casa nos recordaban con cada golpe que nada es eterno, mientras yo tenia tantas ganas de escribir y se lo confieso con timidez y ella me responde que buscaría un cuaderno, pero inmediatamente la detengo diciéndole que no se mueva, quiero verla con esa tristeza que la casa y la música nos envuelve, ella sonríe y me pide por favor que la saque de ahí, pero antes que nada faltaba el quinto salud y yo la beso porque lo dijo con un toque mágico que me conmovió hasta el punto de olvidarme por un segundo mi nombre.

De pronto escuchamos ruidos en la cochera, ella me dice que los suegros llegaron y yo me río diciéndole que quería el divorcio en este momento. Beatriz me empuja y me lleva a la cocina casi cayéndonos, sosteniendo débilmente los vasos y la botella, entonces yo le recuerdo que una vez tuve que saltar de una ventana por una situación parecida, pero ella me abraza y me dice que lo único que haríamos era estar en silencio hasta que suban a su cuarto mientras nosotros muy conchudos nos saldríamos por la puerta principal. Yo me río tanto porque pienso que debería tomar con Beatriz más seguido y ella me sigue abrazando hasta que escuchamos pasos en la escalera.
Nos reímos al mismo tiempo, entonces me agarró de la mano y salimos despacio burlándonos de todo alrededor, antes de cerrar la puerta ella grita con todas sus fuerzas “Me largo!!!” y da un portazo e inmediatamente me dice que corramos y así lo hacemos hasta llegar a una esquina y mirar como salía su padre buscando sorprendido algo. Yo le digo que definitivamente algo parecido ya me había sucedido pero ella me calla con su dedo diciéndome: “Pero esta vez saliste con la chica” Entonces nos reímos, y nos besamos, y la tarde que con cada golpe se volvía más oscura nos hacia temer algo que podía ocurrir... Yo miraba mi reloj y notaba que era las nueve y sabía que a las diez tendría que encontrarme con mis amigos. Le vuelvo a repetir por el licor en mi cabeza si me quiere acompañar a conocerlos, pero Beatriz está callada, su boca se le había detenido mirándome, de pronto me dice que quiere caminar y lo hace dejándome parado. Yo voy tras de ella como si fuera una ceremonia en silencio, la veo de espaldas abrazándose así misma, jugando al viento en sus cabellos. De pronto: Alto!!! Le grito y ella me responde que no tiene ganas de seguir ahí, le grito Alto!!!! Por segunda vez y ella alza su brazo remedándome con sus manos. Yo pienso que nunca seremos uno y sin embargo sé que la extraño siempre cuando la tarde se vuelve gris, cuando escucho una canción que me despeina algún recuerdo insensato.

Entonces de la nada Beatriz se detiene, da la vuelta y lo vuelve hacer riéndose, yo pienso que es por el licor que hemos bebido que tiene ese comportamiento y le digo que se detenga, que es mejor marcharme. Ella se queda quieta y me mira, tiene un semblante triste, parece que le faltara algo o simplemente es la nostalgia que se tiene cuando nos perdemos en unas copas de más. Me recuerda a mí por esos espontáneos delirios que aburren a cualquiera. De repente me dice con la mano adiós… adiós andrés, adiós amigo, adiós estupido, adiós noviembre…

Hacía frió ese sábado, me gusta siempre que sean así las noches. Me voy caminando lentamente al paradero para irme a Lince, pensando que se me escapaba de la mano mi cariño, odiando mucho el licor, con el celular sonando porque los amigos son impacientes. Pensando en Beatriz y en lo cursi que resulta no querer a nadie y hacerlo a la vez, y también riéndome mucho por lo chistoso que se habrá visto su papá de ella buscando la nada siendo tan tontos los dos…

19 comentarios:

Roza Garro dijo...

La parte en donde están en la casa de ella y llegan los padres , antes la canción triste, y al salir la confusión que se siente… también la he vivido, me pregunto son tus historias o las mías? Eres clarividente jaja..
Luego me produjo una tristeza increíble dejar de leerlo , yo te diría que escribes muchisiimo mejor que yo … si mucho mejor.

Yo también tengo pruebas, ejemplos , testimonios jaja yo se que tu sabes que yo tengo razón , tengo razón no? Jajaja, molestarme no creo he , creo mas aun que te cansarías de mostrarme pruebas porque a cada una te mostraría otra y terminaría sacándote de quicio .

Pd: yo tampoco soy celosa, y no se si esto es bueno o malo , porque según la cultura “popular” si no sientes celos no quieres de verdad…. Pero si he querido y mucho…




Algo mas espero ser la primera en comentar ...
algo mas... no eso luego

Roza Garro dijo...

SI fueras tan blanco como yo no dirias que el sol te hace daño.(o tal vez si), me han dicho que me suba a la asotea y me broncee, pero no no me gusta tampoco, [E] mi segundo nombre , aunque nunca me va ha gustar....

Prefiero mis mañanas de frio y poca niebla y mis noches , porque puedo entrar y reconfortarme que me has escrito besos .

Mistika dijo...

"No querer a nadie y hacerlo a la vez". A veces siento que esa historia se repite una y otra vez en mi vida...a veces...

Salu2,

Jud dijo...

Pero estarán juntos quieran o no, porque Beatriz sabe hacer para que tu estes siempre con ella. Bonita historia.

Paula Olivieri dijo...

hola Andres, muchas gracias por tu camentario, es muy cierto lo q decis del destino y las almas gemelas, eso mismo siento muchas veces.. q se algo q los demás ignoran, estoy trab ahora asiq solo pase un segundito, más tarde leo tu prosa :)
otro abrazo

Pau

exiliada dijo...

amigo! ahora leo lo q escribiste, pero antes, tengo q pedirte un favor. Decidí después de varios dramas innecesarios por gente q lee mi blog (sé q sabrás entenderme) cambiar la configuración para que sólo puedan acceder "los usuarios q yo elija", pero para hacer eso necesito tu mail. Para así, poder agregarte a una lista qe el señor blogger pide como reqisito para los lectores. Te molestaría pasarmelo? Realmente me gusta lo q tenés para decir con respecto a tus historias y los comentarios q dejás en mis entradas, espero respuesta :)
gracias
saludos!

VeraLucia dijo...

hablas de una cancion triste..
lei est post escuchando una cancion que realmente deberia alegrarme si presto atencion a la letra, pero solo me dejo llevar por la emocion que me provoca la voz de Michael Buble cantando What a Wonderful World, y la nostalgia que me invade la musica... misma nostalgia que percibo en cada palabra, linea, y entrada que compartes... me encanta la sensacion que me provoca leerte...

sin mas nada que agregar, o bueno si, que me sorprendiste una vez mas... y que me da curiosidad, "Andres" me da curiosidad...

GENiAL
Saludos!

VeraLucia dijo...

el punto es que ABRUMES.

Gracias.
=) te conteste por alla.

Raquel dijo...

Hola Andrés!enxcontre tu blog de casualidad y me gustó!pasate por mi blog para pode rcompartir sentimientos...es mucho más fácil escribir desde el dolor, un ahistoria triste es mucho más fácil de describir que una historia feliz...1saludo!

Verónica Franco O. dijo...

hola me ha cautivado la forma en la que escribes, tan agarradora, tan magicamente buena...espero seguir por este lugar deleitandome de tus palabras.

Azul en Verso dijo...

por eso no me gusta querer ((jaja que tonta)) pero es inevitable...

exiliada dijo...

"porque en Lima llovía"
eso hizo a la noche más hermosa aún, no?
un abrazo amigo, ese tipo de episodios, la locura, la insensatez, la risa, la alegría, son los qe nos llenan la vida de recuerdos.
Qe llueva, por vos :)

VeraLucia dijo...

a mi el gris no me es suficiente...

bienvenido junio, del color que quiera... bienvenido sea.

Gracias por tus palabras, =) ,yo te mando todos los abrazos que por hoy podria dar.

Hasta pronto!

Sosó dijo...

Bonita historia la verdad..
Y estos cielos grises y las noches frías y húmedas de Lima siempre se prestan para escenarios así..

Me pregunto si luego de eso Beatriz regresó a su casa xD..

Ha sido un gusto leerte.
Espero que la pases bien,
Un saludo!


Sosó

BEATRIZ dijo...

Andres,

Por fín llego a mi lugar! caramba...Beatriz mi tocaya ¿pues qué pulga le pico?

El relato es casual y su tono dulzón me mantuvo deleitando hasta el final. "tirado en el sillón de Beatriz" es sugestivo Andrés.

Te viene bien ese tono.

Un abrazo amigo

Ketaminada dijo...

Me envolví en tu historia, fue muy mágica, realmente me gusto!
Siempre al tomar unos tragos todo se vuelve tan surreal,..me encanta tomar por eso xD.. Espero que Beatriz haya regresado a su casa ._.

Ah y gracias por tu comentario!
Saludos.

Ketaminada dijo...

Me envolví en tu historia, fue muy mágica, realmente me gusto!
Siempre al tomar unos tragos todo se vuelve tan surreal,..me encanta tomar por eso xD.. Espero que Beatriz haya regresado a su casa ._.

Ah y gracias por tu comentario!
Saludos.

Rapsoda H dijo...

Holas, gracias x el coment...xeere q t sintieras identificado con mi historia! la vrdad soy orgullosa, solo un toq...a pesar d eso esta situacion no tiene q ver con el orgullo, al contrario lo hago x mi bien!:)...ya sabrás jaja

Me gustan tus historias!...jaja wena con el whiski!...y concuerdo con Beatriz, la memoria es el mejor diario!...además que no corres el riesgo de que alguien más se entere, siempre quedará contigo aquella anecdota...

Roza Garro dijo...

Hey puse déjame alu… nada olvídalo , así que te hice reír, humm que bien [te imagine haciéndolo] Espero que tu princesa ya se este recuperando, yo también ando en recuperación .
El ser directos nos trae problemas no?, quizá los míos no son los mismos que los tuyos pero problemas , problemas son jaja,
[ me pregunto que tan directo eres]
Desde aquí soportare tu sinceridad

Algo mas : tu también me caes muy bien!