jueves, 26 de marzo de 2009

Una hojita caida en verano



Ella me escribe porque ha leído un cuento mío en una revista por internet, leyó un relato largo que titulé:
“Tardes de Otoño” (http://www.letralia.com/103/letras12.htm), que trataba sobre un hombre mayor enamorándose de una adolescente miraflorina.
Ella es colombiana, tiene veintiún años y también escribe cuentos y poesía como yo. Ella se llama Fabia y le gusta las flores primaverales que nacen de su jardín en aquella casa verde de tres pisos donde vive desde que nació. Me cuenta que durante las tardes en Cali se puede oír el ruido del viento chocando con las mejillas y si se tiene paciencia se puede escuchar el sonido de los niños riéndose por toda la ciudad.

Me explica que hace cinco años escribe y lo comenzó a hacer cuando se enamoró por primera vez, fue de un tipo que le doblaba la edad y que era abogado, un abogado demasiado honesto para tener éxito y también demasiado conciente para poder amar a una chiquilla de dieciséis años. Prosigue contándome su idilio y mientras lo hace yo voy entendiendo del porqué del mail y eso lo confirmo cuando ella me escribe “No pensé que alguien a quien no conozco escribiera sobre mí sin querer hacerlo”. Me confiesa que cuando leyó mi cuento lloró en alguna de sus líneas y por un momento volvió a ser esa chiquilla tan ingenua y tan llena de vida que pudo enamorarse al extremo de querer morir por un ratito. Entonces prosigue el mail contándome más de ella, confirmándome lo que pensé cuando me puse a leer esa carta, y eso era que de seguro era una chica que vivía en el caos, no sé porqué pero siempre me ha dado gran curiosidad las mujeres así, prefiero a aquellas que tengan una mirada desviada hacia la nada a que me miren todo el tiempo a los ojos, y que sus cabellos sean un desorden y que nunca usen maquillaje, entonces pienso que realmente soy un admirador de las mujeres que son un desastre.
Me dice que si le contesto me contaría más sobre ella. Termina el mail diciéndome que desde ahora seria una admiradora ferviente y que por favor le mandara siempre mis historias para ver si así se tropieza con algún otro recuerdo y por fin tener una excusa para volver a llorar. Luego me manda un beso a la distancia y se despide.

Cuando termino de leerlo por segunda vez, le respondo lo agradable que es tener una admiradora a la distancia, por no decir que quizás sea la única que tendré en toda mi vida. Le comento que ese cuento es de hace casi cuatro años y que empecé mi faena literaria a los catorce años cuando también me enamoré por primera vez, luego le comento que los amores primeros y conflictivos son un aliciente ideal para empezar una carrera de vagabundo de las letras, entonces le hago muchas preguntas y le pido por favor que me enviara algo que ella haya escrito, luego de eso marco la opción de enviar y me voy a casa.
Al día siguiente empezando el trabajo, abro mi correo y encuentro la respuesta de Fabia, empiezo a leer en silencio, mientras conozco más de ella con esa letra salida de sus dedos. Contesta todas mis preguntas en orden; No le gusta los veranos a pesar de lo muy colombiana que se siente, la salsa es su segundo caminar los sábados a medianoche, no tiene pareja pero eso no significa que no pueda tener algún amante ocasional cuando está aburrida, los fines de semana se fuma su porro en la azotea de su casa para sentirse por un momento débil y poder mirar los elefantes grises que se forman en las nubes, escribe solamente en las mañanas encerrada en su cuarto que cierra con llave para que sus hermanos no la molesten y por ultimo me cuenta que si ha tenido ganas de morirse.

Luego de semanas la comunicación era constante hasta que un día ella dejó de escribirme así como yo deje de escribir cuentos por un buen tiempo, hasta que un martes de mayo lejos de mi casa en una cabina de Internet, recibo un correo de Fabia diciéndome que estaba muy triste, tan triste que tiene ganas de morirse, que se cortaría las venas, que todo el pasado volvió a su vida y ella es incapaz de asimilarlo, es incapaz de no querer, de no ser seducida por el masoquismo que el amor tiene, me dice que será la ultima carta que escribirá, que se matara y que su familia no sabrá porqué todo es tan injusto y que por favor algún día escribiera de su amiga colombiana que se mató por amor, por odio y por la soledad que amanece todos los días con ella

No le respondo en ese instante, pienso que se fumó un porro y que recordó viejos momentos y otros quizás volvieron sin querer. Me voy casa, entro a mi cuarto, enciendo el computador y leo algunos artículos de literatura, intentaba no pensar en el mail, ni en colombianas suicidándose y sin querer noto que mis manos responden a un deseo inmediato y empiezo a escribir y continuo así hasta que lleno cuatro paginas que luego guardé. Salí a la cabina más cercana y se lo envié a Fabia sin saludarla, luego llegué a mi casa, abrí mi botella de vino tomándome un vaso en seco y me fui a la cama a intentar dormir

Al día siguiente encuentro otro mensaje de ella, entonces con toda calma lo abro y leo lentamente, me explica que no tuvo valor de nada y que le conmovió mucho mi cuento, quizás demasiado para ser un martes, que la distrajo bastante, ya que no soportaba esa mezcla ácida que de su espíritu emanaba y que eso la hizo detener, concluyó que lo mejor sería irse a Bogota donde familiares y así tratar de ser diferente aunque sea por un momento, luego se despide y me envía muchos abrazos

Yo cierro el correo, trato de sentirme alegre de que quizás tuve algo que ver para que haya un suicidio menos en el mundo, pero la verdad no sentí nada, es por eso que no le respondí, además porque supe que una persona así nunca seria diferente y que lo único que se puede hacer es esperar a que acabe el verano…

19 comentarios:

мin dijo...

A veces lo que se necesita es saber que no estamos solos, y hay alguien, que aunque lejos, se ah preocupado por nosotros..

Linda historia :]

Cleopatra dijo...

todos queremos morir y renacer, ser otro, queremos dejar todo el pasado atrás pero llega un momento en el cual ya no se puede "jugar" a borrar disco y continuar.

Me gusta como escribes tb. sinceramente. me lleno.

Saludos. Espero leerte seguido.Beso.

Flor dijo...

Primero que nada te agradesco mucho tus comentarios, son los mejores que puedo llegar a tener. Y sí, ojala viva cerca tuyo. Pero tengo la esperanza de que algún día, te de ese abrazo que tanto anhelo.

Sobre lo que te dijo:
“No pensé que alguien a quien no conozco escribiera sobre mí sin querer hacerlo”.
Opino lo mismo, tenés esa cosita que cada cosa que escribís, me identifico totalmente, aunque solo sea con algúna persona, o lo que sea, pero siempre me hacés sentir diferentes y variados sentimientos, sensaciones. En fin, me hacés agarrar piel de gallina hasta hacerme llorar.

Ah, ahora entiendo porqué pasas por mi blog jaja, es que te gustan las mujeres desastres y soy una de esas. Pero peor jaja.

Y no digas que quizá sea la única que te siga, porque ACA hay alguien que te admira de una manera insospechada.

Me identifico mucho con ella. También en mi corta vida tube un momento en que quize morirme, lo intenté pero no funcionó, después ya cortaba mis brazos de hobbie nomás, y porque era una tremenda masoquista, nosé si me curé (para eso voy a una psicologa) pero no lo hago más.
Y si en este momento pensaria en matarme seria por los mismos motivos que ella:
por amor, por odio y por la soledad que amanece todos los días conmigo.
Me siento así, estoy arta de mi soledad, arta de que no me presten atención, arta de este mundo que cada día me llena más y más de bronca, por todo, por cómo está, por nuestro gobierno, por la discriminación, por los prejuicios, por la maldad que hay, por la falta de respeto, PUFF por tantas cosas.
En fin ,
Si vos supiste que personas así nunca serian diferentes, te lo apruebo, intenté cambiar y aún hoy lo sigo haciendo, pero ya ves, es difícil.
Como dice ahí arriba en un coment:
Aveces lo que necesitamos es no sentirnos solos.
Y sí, tiene mucha razón.
Cuando necesitamos ese abrazo fuerte que nos haga sentir segura y cuidada y no lo tenemos, es lo más desolador que puedo tener.
Por eso mismo, el otro día te pedí que aparescas, porque realmente te necesitaba, te extrañaba.
Es loco, pero era así.
Necesitaba las dulces palabras de mi amigo Andrés.
Lo quiero mucho y muchisimas gracias por todo lo que me da, que es MUCHO.
Ojala pueda darte más de lo que vos me dás, pero bueno, es lo que hay amigo jaja.
Un abrazo del más alla.

Juls dijo...

Está muy bien ser el sostén de los demás, pero nunca pierdas tu propio apoyo, vale?primero eres tú, siempre. si no, no puedes ser para los demás...

1 besito...

Sandra dijo...

Luego de leerte no puedo evitar sentir que te conozco...es cierto lo que dicen algunos comentarios .. loq ue escribes resulta penetrante y no puedes evitar pensar en los hechos y situaciones que describes porque si no lo hemos vivido alguien cercano si.

No se si ella será la única admiradora...creeme en mi esta naciendo una nueva admiradora tuya!

Gracias por pasar por espacio... es lindo leer comentarios como el tuyo! Espero leerte seguido por el mio y no dudes que siempre pasare por el tuyo! (Te pondre en mis lecturas habituales!!)

Mil lunas para ti!

Sandra

"La LoCa De LoS GaToS" dijo...

me gusta como escribes, tan sereno...me he enganchado a tu historia, es muy bello que alguien te haga protagonista de un cuento, y bueno sobre esa chica me alegro que pudieras frenarla...a veces la vida nos da malos momentos pero no por ello hay que tirarlo todo a la mierda. bonito post!un saludo!

۴ℓïdïά۴ dijo...

Nunca será diferente... yo creo que más bien, siempre quedara algo de esa persona dentro, pero de que se pueden manifestar cambios y encontrar razones para vivir, se puede... yo también he deseado morir con todas mis fuerzas... me he sentido al borde del precipicio y todo eso... pero aquí sigo... y según veo, cada día más viva y recuperando el amor propio que creí perdido... simplemente noo siempre estamos en nuestro mejor momento, ni las cosas salen como deberían o como esperabamos.. y es inevitable no sentirnos mal.. pero pues.. es cuestión de ganas para que podamos salir de ello... esoo.. y como dicen.. saber que no estas solo... aunque así te sientas en ocasiones... me encanto lo escrito.. saludos!

pamela dijo...

que lindo escribes
, son muy pocos los blog que encuentro que escriban asi
. Guardare tu blog para pasar mas seguido

Tears dijo...

A mi parecer, la gran mayoría de la gente ha querido acabar con su vida en algun momento de esta. Ya sea por rutina, soledad o mal de amor. Yo he querido morirme muchas veces, y nunca lo he concretado, ha de ser que la cobardia ha primado ante el dolor... y heme aqui... probando de a poquitos el dulzor de la vida... que a pesar de ser dura a veces, debemos encontrarle la maña y verla desde otro prisma.

Las lunas mas dulces, me ha encantado tu blog.


atte

Tears.-

Duquesa de Katmandu dijo...

Sí, mejor que llegue rápido el otoño. Cuanto antes.

beso,

Xx_tonee_xX dijo...

Cada vez que tengo un poquito de tiempo entro acá para leer algunos de los posteos viejos tuyos... Voy avanzando te comento en la lectura... o retrocediendo?
Bueno, ahora si, el comentario sobre este texto en particular...
Concuerdo con Flor, más arriba mío, que dice que tenés algo en tu forma de escribir que hace que todos nos identifiquemos de algún modo en las historias que contás... Me ha sucedido a mí el leerte y sentir como si una pequeña parte de mi propia historia estuviera dicha por tus palabras... Y es extraño, porque no nos conocemos, porque solamente nos leemos...
Creo que todos en algún punto de nuestras vidas hemos tenido alguno que otro pensamiento suicida, donde hemos querido bajar los brazos y decir "basta! no quiero llorar más", me ha sucedido, siendo adolescente y hoy lo recuerdo y río, porque me doy cuenta de lo tonta que llegué a ser.. No digo que hoy en día sea más madura, no, a pesar de que estoy entrando de a poquito a la adultez joven, sino porque me hubiera perdido de vivir todas las pequeñas cosas que viví y que aún no he hecho... A esta señorita, a quien con un cuento, con cuatro hojas "salvaste", le permitiste eso... Si, tal vez no cambie, pero tal vez sí lo haga, cuando vea que en la vida no hay solamente nubes grises y pesadas sobre nosotros... Cada tanto sale el sol, verda?

Un gusto leerte como siempre,
Un beso y una sonrisa

Tonee

Aida dijo...

Me ha gustado muchísimo esta entrada, de verdad.
¿Es verídico?
Un beso desde Asturias

DaMaSaKa dijo...

Gusto de leerte

·M· dijo...

Andrés!
Había pasado unos días atrás y cuando vi la entrada por encima quise leerla en un momento mejor, no sé... en uno en el que pudiera darle la dedicación que me gusta darle a tus historias. Entonces hoy después de leer tu comentario tomé el impulso de pasar y leer...y los ojos se me enlagunaron y el pensamiento se me disparó después de leerte.
Me siento conectada en muchos niveles con la historia, primero me dio un vuelco saber que Fabia es Colombiana y luego visualizarla como una de ésas mujeres desastre me hizo entenderla en cierta forma.
Iba a decir ahora que una mujer así sí puede llegar a ser diferente, que yo con muchos esfuerzos he logrado canalizar todos mis desastres y ser un desastre no tan dañino, que se puede pasar de quererse morir cada 8 días a algo mejor, pero tal vez estar en un punto diferente al de ella después de haber pasado por cosas similares me deja en un otro punto, tal vez no soy "una persona así".
Te contaría muchas más cosas, historias... vivencias que me recuerda esta entrada, no tanto por contarte sino por argumentarte que se puede cambiar... pero me doy cuenta a estas alturas el comentario está muy extenso y que de cierta forma el punto acá no es ya sostener un punto de vista sino agradecerte por la reflexión tan profunda que propició tu historia y por supuesto alagar la forma en que la cuentas.

Es un gusto pasar por acá!

Un fuerte abrazo.

Mía dijo...

Yo creo que siempre hay alguien allá afuera que nos conoce sin conocernos. O sea sabe de nuestra existencia pero aún no ha llegado el día de un face to face.

Me gusta mucho como estcribes.
Besos.
Suerte. Mía

Tefy Alba dijo...

Gracias por el comentario Andrés!
También te digo que me gusto mucho tu blog, estaré siguiendo lo que escribes.

Me encanta Vallejo, solía leerlo frecuentemente. Es uno de los grandes, sí =)

Saludos!

Tefy

Ana María A. dijo...

hola!
gracias por pasarse por mi blog!
mmm colombianas desastre? nada que no conozca! ahaha hey pero bien! podés decir que salvó una vida!! o similares
que estes bien :)

ser_esto dijo...

andrés...qué salado lo que contas...qué triste también...creo que aunque sea horrible lo que voy a decirte, la distancia te salvó...
Cambiando de tema, copado que hayas tenido tus dos horas y media vos también!!...fue algo mágico...no te parece??
Besos:)

Viridiana* dijo...

Andres gracias por tu visita =D

dicen que cuando una persona quiere morir no avisa lo que hara simplemente lo hace, pero creo que igual nos preocuparamos al saber que quiere intentar quitarse la vida... fue lindo de tu parte que te precuparas por ella, apesar de la distancia y de no ser tan amigos, creo que fuiste un medio para evitar lo que ella queria hacer... las hay porque de las cosas, por algo ella tenia que leer tu cuento, almenos eso pienso!


espero seguir pasando por aqui... saludos, cuidate!