viernes, 16 de enero de 2009

Dos nunca serán sufcicientes


Durante mi vida he ido descubriendo algunos pasos para superar el dolor de alejarte de una persona a quien se quiso, muchos de esos pasos son realmente frustrantes y en su mayoría inútiles। Por ejemplo yo por mucho tiempo me resigné a no apartar de mi mente a esas mujeres a quienes quise mucho, me regodeaba en la nostalgia, utilizaba mi tristeza y los recuerdos para revivir cada escena en mi cabeza y así ponerme a escribir o tirarme en el sofá en plena oscuridad, luego las empezaba a utilizarlas como excusas para brindar con mis amigos cuando hablábamos sobre el amor y las mujeres। Mientras yo hacia todo eso, muy en el fondo me daba cuenta que yo tenia una capacidad que muy pocos tienen y que me negaba a utilizar y que es la de ignorar cualquier tipo de pensamiento molesto que pueda tener en mi cabeza, por ejemplo, si realmente deseo olvidarme de una situación incomoda lo puedo hacer fácilmente y así ocuparme de cualquier otro problema que pueda tener, quizás muchos digan que eso es casi imposible porque de la nada esos recuerdos vienen con fuerzas a molestar apretándote el pecho con fuerza como una enorme burbuja de aire। Pero es la mera verdad, yo puedo hacer eso pero muy pocas veces lo hago, por el simple hecho de que me puedo volver un insensible y eso me parece mucho peor que sufrir por alguien.Pero como decía hay muchas maneras de tratar de olvidar a alguien.

La mayoría de los hombres por ejemplo lo que hacen es guardar luto por unos días (o quizás horas), luego salir a buscar alguna aventura con quien pasar la noche (o las noches) y así demostrarse que su virilidad no ha sido castrada por la tristeza. También tienen un comportamiento de hacerse los duros y se vuelven capaces de poder tomar litros y litros de alcohol, casi nunca cuentan esas penas porque los machos no se cabrean ante ninguna hembrita de dos por cuatro, y si alguna vez mencionan a esa persona que los están matando por dentro es para contar sus defectos en plena borrachera y decir que sin ellos no son nada.

Por otro lado las mujeres son muchos más tajantes en sus decisiones aunque también son más sensibles a ese tipo de dolores. Por ejemplo ellas no tienen miedo ni vergüenza en llorar, en tirarse en sus camas a buscar a su peluche de consuelo y de hacerse miles de preguntas sobre el porqué les sucedió eso, tampoco tienen miedo de buscar a alguna persona de su entera confianza (por lo general a su mejor amiga) para contarles con lujo de detalles cómo fue su historia trágica de novela mexicana. Luego de que pasan esa etapa (que puede durar semanas, meses o a veces sólo un par de días) empiezan a limpiarse de todo ese pasado, lo primero que hacen es borrar de la agenda del celular el numero de ese maldito bastardo, luego tirar al tacho los peluches, cartas, cd, cambian las fotos de su “hi5” donde salía con él abrazados en algún paseo o en la mísera calle y también eliminan cada correo recibido que les puedan hacer recordar a esa persona indeseable. Tratan de cambiar de entorno y empiezan a vestirse mas sexy, algunas cambian de perfumes, otras comienza a usar tacones, algunas se pintan el cabello o cambian el color de ojos, ahora sí empiezan a aceptar las invitaciones de esos tipos que antes las asediaban, hasta que poco a poco consiguen (o es lo que tratan de aparentar) que por fin esa persona ya no significa nada.

Lamentablemente la mayoría (Hombre y mujer) no pueden evadir del todo esa trampa que la misma vida y naturaleza les tienden, esos factores que están fuera del alcance de la mayoría y que no se puede evitar ni con toda la distracción del mundo, porque siempre hay un maldito toque que te hace perder esa firmeza que uno pensó que había conseguido, como por ejemplo ir escuchando su nombre seguido, ya sea por televisión o porque alguien de casualidad la menciona, quizás algunas veces sin querer pasan por esas calles oscuras por donde muchas veces se perdían para contar los besos que se podían dar en unos minutos o tantos otros detalles como algunos libros, puestos de pizzas o alguna lluvia apremiante que te sacuden en ese mar de recuerdos. Y si es que aun no estas preparado para afrontar todo eso, lo único que queda es parpadear un poco mas lento y tratar de seguir más rápido esperando que pase ese molesto minuto que por dentro te ahoga porque muy muy en el fondo no existe el olvido, quizás lo único que existe es el desinterés o la indiferencia, pero olvidar completamente a alguien que se amó? Realmente no creo que eso pueda ser cierto o mejor dicho... Absolutamente cierto.

Como dije alguna vez yo jamás olvidaré a quienes quise, y en el fondo tampoco creo que ellas me olviden a mí, por mas que ya no haya cariño, el recuerdo siempre es más fuerte.

Por eso la mayoría seguirán sufriendo por amor, otras se iran, te abandonaran o abandonaras, tal vez volverán a aparecer nuevamente para fastidiarte por un momento, como sea no creo que el hombre y la mujer aun estén preparados para ser completamente felices con su par, por eso creo firmemente que el sufrimiento es lo único que te puede dar fuerzas para volver a intentar a querer otra vez (así todo eso parezca contradictorio).

8 comentarios:

Cindy dijo...

Very nice blog. Cool.
Great pictures. Wow...

Please visit:
http://holidayinparadise.blogspot.com

Keep blogging.
Good luck.

Maddie dijo...

Gracias por pasar, me alegró que te guste mi blog. Leyendo tus entradas, me di cuenta que muchas de las cosas que dices son grandes verdades, y escribes muy bien :)

rOo RAMONE dijo...

Yo sigo intentando,
estrenar mi corazón.

Flor dijo...

Amé esta entrada:
No todo lo que se ama es el amor..

La verdad me encanta como escribís, tenés el poder de que lea algo y siga, siga, siga... Me pierdo como dirian algunos.
En fin, gracias por pasar, y sí tenés razón, hay dolor, soledad, locura (es lo que sobra), un popurrí de sentimientos, emociones, pensamientos, muchas cosas encontrarás acá, en otra palabras más cursis :
en mí, porque este Blog, soy yo en persona.
Bueno Andres, también un gusto leerte. Espero que sigamos leyendonos.
Un beso
Flor -

Paula Olivieri dijo...

Hola, muchas gracias por pasarte por mi blog y es un orgullo para mi incentivarte a crear poesía.
Leí tu reflexión sobre el desamor de pareja y me gustó mucho, coincido con vos en todo ese oleaje de sentimientos que como vos bien dijiste es contradictorio y muy difícil de poner en palabras.
Mi re reflexión es que no existe el olvido (afortunadamente) seria tristísimo que existiera porque entonces volveríamos a cometer los mismos errores una y otra vez. Esa angustia tan honda que surge de la necesidad de una persona viene siempre muy bien a mi criterio porque nos recuerda porque es tan valioso el sentimiento y porque vale la pena siempre amar. Todo pasa, todo sana y lo que queda en el recuerdo (cuando uno logra evolucionar por dentro y comprender) es siempre bueno.
Es un error ir en busca del olvido, lo que se debe buscar es el entendimiento. La respuesta está en cada uno y la clave para resolverlo también, algunos lo resuelven rápido, otros se tardan un poco y algunos jamás lo logran. Es cuestión de afinar lo suficiente el oído, no es tarea sencilla pero todo se puede.
Te mando un saludo.

recien te respondi en mi blog, pero creo q debi hacerlo acá jeje.
soy nueva en blogger.
saludos, muy lindo blog

Mnk dijo...

hahaha lo de las novelas mexicanas me pego eh?!? creo que nos ha funcionado a nivel mundial esa "técnica" para vender novelas que al final de cuentas siempre son la misma historia pero en diferentes velocidades..

En efecto nunca se olvida y con el paso del tiempo solo se vuelve en un malo o buen recuerdo de aquel o aquella que dejo huella en nuestras vidas, sin embargo con el paso del tiempo, las experiencias y anécdotas de otros concluyo que nos encanta vivir en el drama noveleso (asi como en las novelas...ay mexico que seríamos sin tus novelas, al margen..yo odio las novelas) sabiendo que podemos ahorrarnos esos dolores y dramas y demás y simplemente llegar al final donde todo es feliz y se aman o simplemente darse la vuelta y partir...

AAAAAAAAh no, como puede ser, si maria la del barrio sufrio y se ganó al guapo millonario, yo tambien!! te has dado cuenta de eso? hombres y mujeres vivimos las novelas porque creemos que si lo hacemos al final del día todo terminara con el mejor final. Error creerlo, eso pasa uno en un millon o quiza 2, pero no es la fomula de vida..lo mejor es simplemente vivir si no funciona, no seguir en ese lugar solo por tener una historia tragica que contar.

El fin ultimo y supremo del ser humano...es el amor.

Cheers!

Keila dijo...

mírate, todo una blogger codisiado, buena andrés!
jajajaj

Roza Garro dijo...

Cuando se quiere a una persona,
te duele que le duela,
te cansa que se canse,
te agota que se agote,
te entristece que se entristezca,
te engaña que te engañe.

Yo quiero que te quieras,
que te lleves bien contigo,
que no te consientas,
que no te consientas
volver a decir:
-¡Qué asco de vida!