lunes, 21 de diciembre de 2009

No puede ser que yo... tú y ninguno...maldita sea...



Cuando ella se fue se llevó el poco invierno que le quedaba, se fue arrastrando la llovizna ferozmente que no le quedó mas que buscar por las calles alguna palabra, algún rostro conocido… Cuando ella se fue terminó por demostrarle que nunca podría detener a su orgullo, que jamás de los jamases podría cambiar a un tercer nombre que no existe (Ni siquiera ahora) y que ese invierno suyo seria el mismo invierno todos los años….

Cuando ella se fue se dio cuenta que él le había dejado la puerta abierta, que la había llevado hasta el umbral y que prácticamente le había escrito una carta de despedida… Cuando ella se fue se acabaron las canciones tristes, se apoderó de él una tristeza diferente, una de esas tristezas que ya había patentado hacia muchísimo tiempo cuando de niño siempre jugaba sin jugar, es por eso que andrés al verla nuevamente se le detuvo por un momento las luces y los sueños, todo ese invierno que se iba de la estación se había aparecido nuevamente y otra vez en ese instante quiso pero no pudo escribir… Quería saber que nada era como antes, que para él eso de los recuerdos no eran mas que una excusa para ser feliz desde el pasado, pero no, simplemente de nuevo había tenido razón… sí… andrés no se equivocaba al decir siempre que el olvido no existía, es por eso que él seguía caminando por esos mismos rincones de siempre, había delineado las calles hasta ser el mismo que iba con ella y que lo miraba con esos ojos tan extraños y desconcertantes para él que siempre quiso quererla para siempre, nuevamente… otra vez… Pero no, ahora después de mucho tiempo, de tantisimo tiempo despues andrés quería repartir esas palabras, quería escribir esta crónica en primera persona pero no pudo, era como demostrar que era como antes y eso a él le molestaba tanto como ese sol que había aparecido nuevamente en Lima.

Esa noche andrés había caminado nuevamente, otra vez… tantas veces… Diablos... Quería saber si ella pensaba como él con eso del inexistente olvido, quería verla nuevamente pero no… andrés no iba a ceder o mejor dicho no iba a caer nuevamente por sus labios ni por ese cabello que tantas veces se enredo en él… Acaso era orgullo? Miedo? Sin razones? Acaso no era eso que él había querido tanto tiempo? Después de tantas noches acompañado por otras personas, después de esa soledad tan impuesta, acaso andrés aun la quería? Acaso en ese querer también había un poquito de odio? Sí… definitivamente era así porque el amor tiene algo de molestia, porque la perfección como la eternidad no existe, y es por eso que muchas veces andrés había conversado con varias personas diciéndoles siempre esas palabras mientras por dentro pensaba que jamás seria como ellos y sin embargo eso era un consuelo para él…

Ese sábado al verla tan alegre y tan linda, se le hizo un nudo en el estomago, sus ojos se detuvieron unos instantes y quería tocarla sin hacerlo. La miró… era ella… la miró… Tantas veces… Y los mensajes y los teléfonos y esas noches sordas con que tantas veces se habían escondidos como si tuvieran miedo de todos ya no valían nada ahora… Y todo eso andrés lo pensaba sintiéndose tan solo como hacia muchísimo tiempo no se sentía, es por eso que al escribir esta crónica andrés dejaba a las palabras que lo dicten, era como demostrar que también puede ser un impersonal, una tercera persona, alguien que se va volando y que pasa inadvertido, quizás por eso andrés no la llamó, ni siquiera quiso cruzarse en su camino… Había pasado mucho muchísimo tiempo, había pasado atardeceres, noches subterráneas donde él la pensaba como antes, donde por primera vez había sentido que había querido como nunca y eso le costaba decir… Es por eso que escribe sin escribir, es por eso que por primera vez escribe algo en presente y no en pasado como como de costumbre, por eso andrés había dejado de ser por un instante esa mascara de si mismo que alguna vez mencionó… La quería demasiado y al darse cuenta de eso tan fuerte tan rápido tan rencor… Era como si el verano no fuera tan malo y triste como eso que acababa de descubrir… Por eso pongo punto final a esto como él…

Ahora escribo como siempre y como nunca, escribo porque hace poco que te vi y no sé dónde guardar estas manos que tiemblan sin decirle que no tienen derecho a temblar, estabas tan linda que me dolió, estaba la noche columpiándose en nubes que pensé que caerían algunas gotitas pero no… no a ti ni a la lluvia, no a nada y sí a mi soledad, no a esa manía tuya de ser tan inoportuna y sí mis palabras que son lo único que me queda… Hoy no supe qué escribir (o quizás lo sabia demasiado bien) que me quedé en ese mismo camino tuyo con la ropa oscura y sólo con este rostro infantil que se pierde tan callado, tan suave, tan adiós, tan sin querer... nuevamente… otra vez… siempre… maldita sea... siempre…

11 comentarios:

Sabina dijo...

otra vez...
siempre es otra vez...maldita sea, siempre de nuevo, los caminos son circulares y aunque corra por apartarme, de nuevo estan las mismas imagenes, para el dolor para el amor, para llorar o para reir.

todas las calles del mundo y ningun camino pra seguir.

en todos los rincones estan los mismos espiritus temblorosos, que nos devuelven las imagenes de nosotros mismos, cuando nos olvidamos.¿cuando nos confundimos entre los espectros?

¿otra vez?
que el ritual , se rompa para siempre, que los cristales estallen en el cielo y caiga al suelo la llovizna de los sueños de los tontos que fuimos, persiguiendo recuerdos, como sipersiguieramos sombras corriendo de tras de los sonidos que nunca oimos.


..tus palabras me despiertan de sueños, y lo que escribo es solo un recuerdo del sueño vivido.

un abrazo.

sabina

Ana María A. dijo...

Andrés el de siempre a mi, no es el unico, existimos muchos que afirmamos: siempre a nosotros...
siempre tan humano, tan comprensivo, es escuchar el eco de algun pensamiento, de esos que uno no se atreve a decir.

Anónimo dijo...

extraño quisiera conocerte!!!
pero a la vez no quiero q se rompa esto..el sentir q puedo ser comprendida al menos creerlo asi por alguien del q solo se q se llama andres y del cual a la vez siento q se tanto

BEATRIZ dijo...

Andrés,
Te deseo una muy pero muy feliz Navidad. Cuidate y nos seguimos viendo en la blogosfera cuando empiece Enero.
Un abrazototote

Paula Olivieri dijo...

Otra vez el andres que elige vivir entre el vértigo de la desesperación, la melancolía y la resignación.
Otra vez el andres que se auto flagela porque en el fondo disfruta mucho del velo triste que envuelve las constantes despedidas y reencuentros.
Otra vez el andres que sabe que el olvido no existe y por eso insiste en idealizar el pasado aunque sabe que por alguna razón se fue.

Como siempre… un gusto leerte :D
Felices Fiestas !
abrazo
Pau

Jud dijo...

"Había pasado mucho muchísimo tiempo, había pasado atardeceres, noches subterráneas donde él la pensaba como antes, donde por primera vez había sentido que había querido como nunca y eso le costaba decir… Es por eso que escribe sin escribir, es por eso que por primera vez escribe algo en presente y no en pasado como como de costumbre,"

Eso nos pasa muchas a veces, a veces nos empeñamos tanto en escribir en pasado que no somos conscientes que ahora, día a día, es cuando nos pasan cosas extraordinarias que ahora no nos lo parecen... pero estas cosas, todo lo que vivimos ahora, todo eso, de TODO hablaremos algun día en pasado diciendo que hablamos en presente,... creo que me lié al expresar la idea, tal vez me entiendas xD


felices fiestas andrés, deseo que este año 2010 te traiga todo lo que deseas... estoy segura de que te lo mereces, aunque estemos lejos muy lejos cuando te leo te siento muy cercano... eso lo consiguen pocas personas... además siempre que leo tus comentarios me entra una sonrisilla tonta y siempre los leo dos o tres veces... has sido una pequeña joya que me ha traído la vida (suena raro decirlo así) algo de eso que entra poco a poco sin hacerse notar pero que después te deja marca, te deja huella, lo sientes dentro de ti... feliz año


te devuelvo el abrazo de 15 minutos y le sumo uno de osito y otro de sabor a invierno y fin de semana :)

Ada sin h dijo...

Ay Andrés, no volveré a leerte porque empeorará mi depresión.

No es cierto, :) te sigo leyendo, pero ahora con menos frecuencia por culpa de las vacaciones.

Un gran abrazo, amigo de letras. Felicidades en el nuevo año!

Lita! dijo...

Ay primo... sorry x no leert ants :( sucd q toy d viaje y regresaré hasta luego d año nuevo...

Tú siempre sin creer en el olvido y yo tratando d buscar olvidar sin conseguirlo primo... se t extraña :S y tmb extraño mi ciudad... dscubri q mi navidad no va a ser perfecta...pero ya t contaré más cuando conversemos o cuando tnga time d postear d nuevo...

Es orgullo primo, a mi me pasaba eso. Una característica más con la cual nos identificamos...

Cuidate y no sientas tanta nostalgia, tantos sentimientos encontrados... deja q todo fluya y si aún así sale mal, todavía se aprenden d los errores :) estamos en contacto byes.

Carla dijo...

Un relato lleno de melancolía...
Pero bellisimo.

P.D.: Felices Fiestas!!!

Marisela dijo...

hola! me encantó realmente q visitaras mi blog... me encantó el tuyo, tienes mucho talento para escribir, en serio. me gustaria saber mas de ti. de q parte de Lima eres? cuidate mucho. me contestaras?

Asturiela dijo...

que me ha encarrilado el nombre de tu blog : Siempre a mi. muy humano. Un saludo y lo mejor para estas 365 nuevas oportunidades en las que seguro habra uno que otro dia en el que vos dirás : "siempre a mi" :)